Sunday, January 31, 2016

Cómo cocinar la calabaza spaghetti (spaghetti squash)


La primera vez que comí ¨calabaza espaguetti¨ o spaghetti squash fue en un restaurant en EEUU, como acompañamiento de carne, estaba especiada, y con manteca. Muy suave, me encantó.
Pero no sé si no presté suficiente atención en el supermercado, me costó encontrarla y me olvidé. 
Hasta este invierno. El primer paso es saber cómo cocinarla y ya vendrán más recetas.
Abajo verán dos fotos de cómo es cortada, tiene la textura de un melón, pero no tan jugoso. La cortamos a lo largo, por la mitad y quitamos una rodajita en ambos extremos de cada media parte.



Quitamos las semillas completamente con una cuchara o cuchillo filoso. Luego le pasamos aceite de oliva en toda la superficie (interior) con un pincel y salpimentamos. Yo usé un condimento que reemplaza a la sal y es una mezcla de especias.
La ponemos en una fuente de horno, con la cáscara hacia arriba.
Recomendación: poner debajo un papel de horno antiadherente porque verán que empieza a largar jugo. Ponemos al horno, a 480o F, o sea, un poco más que medio.


Dejamos cocinar por unos 40min. Así quedó mi calabaza, y al pincharla se siente blanda bajo la cáscara.


Arriba ven cómo salió jugo y se esparció en la asadera.


Dejamos entibiar, y con un tenedor vamos raspando el interior. Es muy divertido porque van saliendo fibras como ¨fideos¨. Ponemos en un recipiente, agregamos condimento si lo desean, y servimos como guarnición caliente. En la primera foto, está junto a arroz jazmín blanco.

Sopa espesa con sobras de puchero argentino


El puchero es una comida típica de Argentina, muy apreciada en invierno. Tiene un origen humilde porque se trata de hervir todos los vegetales y carnes que tengamos a mano, pero, bien hecho y con todos los ingredientes, no crean que es tan barato.
 La receta parece muy obvia, pero tal vez no lo sea. Estoy tratando de recordar qué hacía mi mamá con lo que sobraba del caldo del puchero y creo que no lo reusaba, ella prefería hacer salpicón de carne con mayonesa, un plato que también nos gustaba mucho. O su variante con pollo. 

Lo que deseo aclarar, es que yo hiervo siempre las carnes en caldo aparte de las verduras y utilizo la cantidad necesaria como para que no sobre, porque prefiero los caldos bien desgrasados. Y si ven en detalle las fotos, no hay secuelas de grasa, a pesar que sí pueden ver las fibras de la carne. Esta sopa no contiene chorizo ni morcilla.
Pero sí carne y los pedacitos de vegetales, con las hojas de hierbas y espinaca que agrego para dar más sabor. Porque cuando sacamos de a poco el contenido del puchero, siempre hay trocitos que caen, y, si licuamos todos esos restos con el caldo, queda una sopa más bien espesa, a la que he agregado fideos del tipo semillita. 
Así, en pocos minutos tenemos una sopa completa, bien nutritiva y de bajas calorías.


Saturday, January 16, 2016

Sopa (crema) de tomates con Enoki



La sopa de tomates es una de mis favoritas, y a veces busco alguna variante. Con crema y con ajíes asados queda espectacular. 
Hoy traigo una receta distinta, porque le incorporo champignones del tipo Enoki, que tienen propiedades anti oxidantes y es fuente de proteínas. 


Para tres porciones generosas:

7 u 8 tomates Roma (peritas) cubeteados
Media cebolla chica cortada en trocitos
1 diente de ajo
1 extracto de caldo de verduras o pollo
1 cuch de manteca
Cantidad necesaria de agua
Optativo: un chorro de crema.
Un poco de hierbas finas (tomillo, albahaca, salvia, romero) o albahaca sola fresca


Acá vemos los champignones crudos, son bien claritos y elongados porque se cultivan en ambientes de alto contenido de Dióxido de Carbono y sin exponerlos al sol.

Rehogar en manteca la cebolla y el diente de ajo, que no se doren. Agregar los tomates cubeteados. Dar unas vueltas, luego incorporamos agua, el extracto de caldo, las hierbas. Cocinamos un rato, y pasamos la sopa a la licuadora. Licuamos bien, volvemos a calentarla en la cacerola, incorporamos los Enoki y cocinamos un poco más.
Si vamos a guardar alguna porción en la heladera o freezer, la separamos ahora. Si queremos hacer ¨sopa crema¨, incorporamos un chorro de crema de leche (nata) antes de servir.
No necesitamos espesar, esta cantidad de tomates hace que la sopa salga bastante espesa.

Sunday, January 10, 2016

Hamburguesas veganas de tofu y Portobella. Vegan burgers of tofu and Portobella mushrooms.


 Feliz año a los queridos amigos bloggeros!

Esta receta es una variante de la variante que posteé en Mayo 2013 aquí:

Tenía pendiente de repetir y mejorar la receta, porque ante mi error con el uso de la harina de espelta, que debía ser ¨espelta inflada malteada¨, se sentía un poquito la textura de la harina.
Así que esta vez innové la receta con los siguientes ingredientes:

Tofu firme
Un par de cucharadas de salsa agridulce asiática, a gusto
Portobella mushrooms (hongos, setas, champignones) cortados en láminas
Un puñado de arroz blanco cocido y bien escurrido
Sal un poquito
Especias varias, cúrcuma, pimienta, etc a gusto
Hierbas frescas que corté de mis macetas: menta y lemon balm o melissa.
Avena arrollada, cruda, unos puñados, cantidad suficiente para aglutinar
Mozarella vegana (la verdad, me disgusta este ¨simil queso¨ pero las hamburguesas debían ser vegan para mi hija). O queso del verdadero :) para los vegetarianos.



Mezclamos los ingredientes y aplastamos con un tenedor. Formamos las hamburguesas.
Lo peor de esta receta, con respecto a la anterior con harina de espelta, es que las hamburguesas son sumamente frágiles. Intenté cocinar dos vuelta y vuelta sobre una plancha de teflón con un poquito de aceite de coco, pero al darlas vuelta con una espátula se me rompieron. 
Así que las puse al horno,  sobre papel antiadherente (parchment paper en EEUU) y las dejé cocinar por unos 20 min aproximadamente, a horno medio 450o F hasta que se doraron, al final les puse el ¨queso¨. Cuando se enfriaron las saqué con espátula, sin problemas.

Como bonus les muestro una ensalada de pasta, vegana también porque está hecha con mayonesa de soja sin huevo (muy rica por cierto, es comprada), semillas de apio, tomates secos al sol en aceite, aceitunas, pepinillos, ajíes asados, fideos dedalitos cocidos con caldo de vegetales, al dente y bien escurridos. Sal, pimienta.


Sunday, December 27, 2015

Pollo al vino tinto con champignones y zucchini


Felices Fiestas a todos los amigos blogueros! Este año no tengo recetas para compartir, ya que he colgado el delantal y salimos a cenar a un restaurant, haremos lo mismo para Año Nuevo.
Esta receta es bien liviana, de bajas calorías, ideal para luego de las comilonas.

A veces la falta de condimentos hace que uno sea más creativo. La receta típica del pollo, si hemos de ponerle alcohol, sería con vino blanco, o cognac, brandy, whisky. Pero esta vez usé vino tinto y quedó fantástico. Un tip, usé aceite de coco para rehogar los vegetales y el pollo, eso también hace a la diferencia.


INGREDIENTES
Pechugas de pollo sin piel ni grasa, cortada en tiras o churrasquitos
Aceite de coco, una o dos cucharitas para una pechuga grande.
Orégano (el mío tiene pedacitos de tomates secados al sol, sun dried tomatoes)
Un chorro de vino tinto, yo usé Merlot
Zucchinis cortados en rodajas
Champignones (mushrooms) en láminas gruesas
Paprika, a gusto
Sal, pimienta
Ajo en polvo, o ajo cortado, o granulado

Ponemos el aceite de coco en una sartén de teflón, muy poquito, recuerden que no es para freír sino para rehogar rápidamente, como si usáramos manteca.
Agregar los vegetales, darle unas vueltas. Agregar el pollo, revolver, dejar que se dore un poquito, agregar los condimentos, el vino, tapar y dejar cocinar. No es necesario hacer una salsa, es para dar gusto y que quede un poco de ¨juguito¨. Al tapar se agrega el líquido del vapor. De ser necesario ponemos un poquito de agua para que no se seque.



Thursday, November 19, 2015

Variante de la receta de chimichurri con vino!


Este chimichurri lo preparó mi marido y me ha dado una gran sorpresa, porque he probado distintas versiones del chimichurri en EEUU, depende dónde lo compremos tiene más o menos perejil, algunos son verdes, otros se ven rojos, y hay una versión mexicana con chili y jalapeños, bien picante.
Pero lo que me llamó la atención es que la receta que posteo viene de un libro argentino que tiene todas sus recetas, además, traducidas al inglés, por eso estoy discutiendo aún con él que ésta no es del verdadero chimichurri, sin embargo, dejando de lado los tecnicismos voy a decir dónde está el secreto de que haya salido tan rico. 
El libro se llama How Argentina cooks. Como cocina Argentina. De Alberto Vazquez Prego.
Acá les dejo la receta que me enseñó mi madre, y la más habitual entre nosotros, con el bonus de la salsa criolla :



No voy a copiar la receta porque no estoy de acuerdo con ella, en que lleva tomate, y pide que las hierbas y los vegetales sean tan pequeños que hasta puede usarse licuadora. Con lo cual, no discutiré al autor pero se transformaría en una salsa, en lugar de un ¨dressing¨ donde se debe reconocer los ingredientes.
Mi marido compró las hierbas secas, lo cual es mejor para guardar, y le agregó ajo y cebollas cortadas muy pequeñas.
Las cantidades a gusto, debe quedar espeso:

Perejil -parsley
Orégano
Cebollas -onion (Pide ciboulette o cebolla china, él usó española)
Ají rojo - red bell pepper
Laurel picado


El condimento, a gusto, en medias cucharitas:

Paprika o pimentón dulce
Comino - Cumin
Chili powder - polvo de chili o ají, no es picante
Sal (yo jamás le puse sal al chimichurri)

Y el líquido, en proporciones:

Media taza de aceite (no usen oliva, sino cualquier otro vegetal, que sea suave)
1 taza de agua tibia
1 taza de vinagre de vino o se reemplaza por media taza de vinagre blanco MÁS media taza de vino tinto

Como ven es una receta muy curiosa desde mi punto de vista.
Si este post llega a argentinos, son bienvenidos los comentarios y propuestas. Yo no puedo entrar todos los días al blog, pero en algún momento leo los comentarios y los publico, respondiendo.
Seamos constructivos y no critiquen demasiado que quedó bien rico!!!!

Yo lo comí con filet de pescado swai, él prefiere sobre un buen churrasco a la plancha.

Este filet está cocinado en plancha de teflón, con un poco de aceite de coco, solamente con sal

Saturday, October 31, 2015

Burritos de arroz y vegetales (bien fáciles)


Ante todo me disculpo por no poder visitar y comentar a los blogs amigos, sigo ocupada -lo cual es bueno- pero además hemos cambiado radicalmente nuestras comidas.  Ahora cocino menos porque luego de años de empezar este blog, mis hijas cocinan, me enseñan también, hasta el ¨nene¨ cocina algo cada tanto y mi esposo está aprendiendo con entusiasmo.
No tenemos más helados, ni postres con crema, carnes rojas una vez por semana, mucho salmón, otros pescados, turkey (pavo), pollo. Y cantidad de ensaladas. 
No cocino al mediodía, cada cual se busca algo en la heladera, los horarios son todos distintos, pero a la noche las comidas son más suculentas. De ahí que las fotos son espantosas, no me dan tiempo a dedicarles más cuidado y me urgen porque a las 7PM están hambrientos, ni hablar cuando llegan a las 10.30 PM....
A pesar de las fotos y de las críticas que pudiera recibir de los amigos mexicanos que son especialistas en burritos, ésta es la forma que los estamos haciendo en casa.

Cocino arroz blanco con caldo de vegetales. Tiene que quedar bien seco.
Abro una lata de pinto beans (los porotos rojos), escurro bien.
Mezclo los porotos con salsa de tomates de frasco, la que ya viene condimentada. Esta vez usé de pizza. Los ¨chicos¨  me critican que debiéramos hacer la salsa nosotros y poner condimentos más fuertes, mexicanos, pero yo no puedo comer tan spicy, ellos ya se acostumbraron yo ni puedo probar un jalapeño.
Calentamos las tortillas en una sartén, sin ningún agregado, vuelta y vuelta. 
NOTA. Yo no tenía tortillas grandes para burritos, así que superpusimos dos como ven en la foto de abajo.

Empezamos con el relleno: primero el arroz para que absorba los líquidos
Luego los beans con la salsita de tomate
Pedacitos de palta, avocado o aguacate
Tomate cortado pequeño, acá ven tomate Heirloom, rojo y naranja.
Spring mix salad, o cualquier otra mezcla de lechugas. Acá ven hojas de remolacha, espinaca, arugula o rúcula. 
Jugo de limón, sal, a gusto.
Esas ¨cositas¨ marroncitas es queso vegan y ya les traeré la receta, es muy rico, contiene ajo y frutos secos.


Para doblar el burrito con dos tortillas, primero doblamos de afuera hacia adentro, digamos de izquierda a derecha, de derecha a izquierda.
Luego enrollamos hacia adelante, presionando fuerte el relleno porque se sale fácilmente.
Vean la superposición de las dos tortillas, de tener sólo una grande hubiera quedado más bonito.


El burrito que sigue es de mi hijo, básicamente igual al anterior pero él le puso sour cream (crema ácida) y queso rallado del verdadero :)


Se cortan en diagonal y se sirven con ensalada o un poco más de hojas. Más prolijo y más bonito, por supuesto. No sé cómo llegué a sacar esta foto..... en fin..... Ya postearé fotos más presentables.
Por supuesto habría más variantes, con carne en hebras, con pollo, zanahorias en vinagre, jalapeños, etc etc. El ingrediente básico es el arroz y los pinto beans.


Wednesday, October 28, 2015

Pasta con salsa de pesto de avocado o palta o aguacate


Esta receta la tomé del blog de La Cocina de Vero, y fue un hallazgo, la hice el mismo día que la publicó con gran éxito en casa.
Acá les dejo el link de la receta original, que lleva avocado (palta, aguacate), limón, yogur griego, aceite de oliva, ajo, sal, pimienta, albahaca (basil).



La diferencia de mi receta consistió en que no tenía yogur griego, así que la hice con queso crema, y en vez de spaghetti los ¨chicos¨ prefirieron tirabuzones integrales de salvado (wheat), de ahí el color amarronado en las fotos. Mi hijo dice que se va a animar a hacerlo él mismo (tanto le gustó) pero que además le va a agregar almendras tostadas y picadas, lo que creo es una excelente idea, salvo por las calorías :)

Otra posibilidad que decíamos con Vero es usar perejil (parsley) en vez de albahaca (basil), estoy segura que queda igualmente rico. 
Me encantó la receta y como verán es muy fácil de hacer.

Saturday, September 12, 2015

Sopa de calabacita (butternut squash) al curry con crema de coco


INGREDIENTES
1/4 taza crema de coco sin azúcar
2 tazas de calabacita o butternut squash cortada en cubos
1/4 de cebolla criolla chica, cortada en rodajas
1 diente de ajo picado
3 cucharitas de té de curry, aproximadamente. A gusto
1 1/2 taza de agua
2 cucharitas de extracto de caldo
Unas hojas de lemon balm frescas

Esta sopa tiene su origen en la de pescado al curry con crema de coco, es una versión más sencilla y vegan-vegetariana.
Yo usé la olla de cocción lenta, cuando se cocina en forma tradicional, previamente hay que rehogar la cebolla y luego apenas el ajo en manteca. Agregamos el resto de los ingredientes y cocinamos.
En la olla de cocción lenta, ponemos todos los ingredientes, revolvemos y cocinamos en temperatura baja por unas tres horas. Verán que se disgrega un poco la crema con el caldo, no importa, porque luego ponemos la sopa en la licuadora y licuamos en la función más fina.
Según la densidad, también podemos usarla como salsa para pastas.

NOTA: el zapallo (calabacita) que yo compro es muy dulce y prefiero no agregar azúcar. En todo caso, también se puede agregar una cucharita de azúcar marrón.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails